29 ago. 2010

Grupos de Juegos de padres e hijos: para qué y por qué

"Y vosotras, ¿qué hacéis con los bebés?", nos preguntan. Y es que eso de jugar con los bebés tiene cientos de interpretaciones.

Una muy extendida relaciona la estimulación temprana con hacer bebés más listos y rápidos. Varios libros prometen esto, y muchos padres creen que lo desean en esta sociedad competitiva. Nuestro trabajo no tiene nada que ver con eso, aunque a veces se confunda. Parte de lo que hacemos, de hecho, está basado en el trabajo del Dr. Jaroslav Koch, autor de un libro que se titula "Superbebé". No es lo que parece.
El libro del Dr. Koch se titula originariamente "Total Baby Development", algo así como "El desarrollo global del niño". En su libro y en sus cursos, basados en 50 años de experiencia, defiende que los niños pueden hacer muchas más cosas de las que pensamos y que solo necesitan el estímulo adecuado. Crecer es una tendencia imparable en los niños. Aprender, también. Favorecer que expresen todo su potencial no tiene nada que ver con desear que sean "mejores" que sí mismos o que otros. Aceptar al niño, su ritmo, su forma de hacer las cosas, es clave para que pueda desarrollarse en todo su potencial. El juego es el camino.

En los Grupos de Juego ofrecemos a los padres claves para que acompañen a sus hijos en su evolución psicomotriz (es decir, física y psicológica). Para que conozcan el desarrollo, los hitos de su hijo, y se conviertan en el mejor estímulo para los pequeños. Y pretendemos, sobre todo, que juntos pasen un buen rato y puedan repetirlo siempre que quieran.

Entonces, recapitulando: ¿qué no hacemos, y qué hacemos en los Grupos de Juego?

Lo que no hacemos:
o Estimulación precoz -aunque sí estimulación adecuada-.
o No buscamos que consigan hitos del desarrollo lo antes posible, .
o No estimulamos al bebé bajo la teoría de “cuanto más mejor", ni hacemos ejercicios o juegos para que sean más inteligentes.
o No estamos pendientes de sus logros sin disfrutar del juego y la interacción

Lo que sí hacemos
o Interpretamos el juego como un impulso básico del bebé/niño, una necesidad física, emocional y social. Tan importante como ofrecerle los estímulos necesarios para su desarrollo es dar rienda suelta a su manera particular de jugar, aunque a veces pensemos que "no lo están haciendo bien".
o Trabajamos con los padres porque entendemos que son ellos los que deben acompañar a sus hijos en su descubrimiento el mundo, facilitando estímulos y ofreciendo el apoyo necesario a sus hijos.
o Pensamos que el acompañamiento a los hijos en la fascinación del juego y el descubrimiento del mundo es una oportunidad maravillosa. Los hijos se sienten reconocidos, se sienten merecedores de que sus padres pasen un tiempo precioso con ellos y su autoestima crece. No es simplemente observando cómo juegan, sino jugando con ellos, como aumenta nuestra perspectiva de quién es nuestro hijo, cómo se mueve, cuáles son sus necesidades y sus logros.
o Muchas veces los padres hemos olvidado el placer del juego en sí mismo, algo que procuramos recuperar en los Grupos de Juego. Jugar con nuestros hijos es una oportunidad para redescubrir, recordar ese placer en el que vivíamos permanentemente cuando éramos niños.

Lidia García-Fresneda y Montserrat Reyes

Foto: Flickr - bionicteaching

No hay comentarios:

Publicar un comentario